7 consejos antes de realizar una reforma integral

Realizar una reforma integral es para cualquier familia un reto. Analizar tus necesidades, definir el estilo o elaborar un contrato de obra son algunas de las cosas que deberás tener en cuenta.

1 – Ten claras tus necesidades

Lo primero que debes hacer es sentarte y determinar tus necesidades, no mires casas de revistas, piensa y escribe cuales son los imprescindibles… número de dormitorios mínimo, cuanto almacenaje necesitas y de qué tipo, ¿necesitas un espacio para trabajar? ¿cocinas mucho? ¿sueles tener invitados? Intenta ser realista….

2- Define tu estilo, lo que te gusta, el tipo de acabados, decoración etc

Lo más sencillo es dedicar un tiempo a navegar por las redes y revistas, Pinterest, Instagram, etc y guarda, ordenadamente, aquello que te gusta, puedes crear varias carpetas, baños, cocinas, salones, dormitorios etc.

3 – Realiza un proyecto (o varios…) con un profesional, que realizará una redistribución del espacio, en base a tus necesidades…

Una redistribución del espacio, en base a tus necesidades…. un arquitecto nos ayudará no sólo a configurar nuestra vivienda de acuerdo a nuestras necesidades con el máximo aprovechamiento y sabiendo que cumplimos con la normativa vigente y si es viable la realización de las distintas acciones debido a la situación de las acometidas.

4 – Pide presupuestos para tu reforma, desconfía de los muy baratos…

Infórmate de la empresa, pide referencias de algún cliente si la contratas por internet y si puedes, busca alguna obra que haya realizado
previamente.

Un error muy común es solicitar infinidad de presupuestos, ahora parece que están de moda todas estas páginas que se supone ayudan a encontrar a los mejores profesionales y a veces lo único que conseguimos es entregar nuestros datos a desconocidos que no sabremos si comprenderán o si serán capaces de realizar la reforma de nuestra casa tal y como la necesitamos.

5 – Contrato y garantías

Antes de comenzar las obras de nuestro hogar, es imprescindible elaborar un contrato de obra siempre bajo un presupuesto que debe garantizar la
calidad de los trabajos y los materiales que se emplearán y se establecerá un plazo de terminación de las obras, de tal forma que podamos obtener la mayor tranquilidad en el desarrollo y ejecución de las mismas.

También es importante exigir a la empresa que tenga contratado un seguro de responsabilidad civil que cubra posibles averías o percances que se puedan producir durante las obras.

6– Permisos y licencias

Antes de comenzar las obras debemos obtener todos aquellos permisos y licencias que sean necesarios, lo ideal es que la empresa que hemos  contratado se encargue de todas estás innumerables tareas

La empresa que contratemos debe ayudarnos a gestionar los mismos, ya que muchas veces no sabemos qué debemos solicitar para comenzar la reforma
con buen pie.

7- Participa en el desarrollo de las obras y disfruta de ella

Aunque tengamos a nuestro lado un buen profesional tenemos que tener reuniones para ver cómo se va desarrollando la obra, asegurarnos que el
resultado coincide con lo que esperamos e ir viendo si surgen nuevas necesidades y hay que replantear alguna parte.